Follow by Email

jueves, 2 de junio de 2011

Reseña Claudia Vara (mamá de Juan Luis)

Soy mamá de Juan Luis, un niño que tiene Autismo, y de Ana Clau alias "la Tremendina". Para ser honestos yo no soy la persona más deportista del mundo, inciamos los entrenamientos en apoyo a mi hermana Tere (todo lo contarrio a mi, disciplinada con el deporte). El primer domingo que asistimos fue con un poco de cautela, pues Juan Luis a pesar de conocer a Tere y a Camilo, es un poco selectivo con las actividades y si algo no le gusta, no le gusta y no hay forma de convencerlo. El primer día fueron pocos niños, yo estaba un poco asustada pues a fin de cuentas, me preocupaba que Juan Luis tuviera alguna conducta inadecuada. La idea era esperarlos a que terminaran el entrenamiento en la explanada de reforma 222. Pero la emoción, un poco de sobreprotección , además de la curiosidad por ver la cara de mis niños me ganó, y empecé el entrenamiento junto con los corredores, Juan Luis iba en carreola y tomado de la mano de mi esposo pues en cuanto no lo veía empezaba a gritar, Yo me quedé atrás y mejor seguí caminando, cual fue siendo mi sorpresa, que ya entrados en el entrenamiento Juan Luis ni siquiera se acordó de su papá, lo pueden constatar en las fotos, estaba más preocupado por que las llantas fueran a buena velocidad, eso nos encantó. Ana Clau por su parte estaba asustada, después se relajó y disfrutó el paseo. El siguiente domingo Juan Luis se despertó a las 3:00 de la mañana y no se volvió a dormir, erán como las 8:00 de la mañana mi esposo y yo estabamos muertos no habíamos dormido casi nada, pero nos levantamos y dijimos pues a ver cuanto aguanta Juan Luis y cuanto aguantamos nosotros. Así que nos preparamos y llegamos al entrenamiento, en cuanto llegamos al estacionamiento Juan Luis y Ana Clau sabían perfectamente de que se trataba la actividad así que sin ningún problema subiieron al elevador y se reunieron, con los demás, tomaron sus posiciones y a disfrutar del paseo!!!! El asisitir al entrenamiento fue la mejor decisión, pues no sólo nos olvidamos del cansancio, nuestros niños también lo pasaron muy bien, la verdad ha sido una experiencia muy bonita y muy motivante ver a gente comprometida con nuestros niños, eso lo agradecemos infinitamente los papás. Muchas gracias Team Marytere por darnos la oportunidad de vivir esta experiencia.
Claudia

No hay comentarios:

Publicar un comentario